Sigue a

taza helvetica

La Helvética cumple 50 años y ahí la tienes tan joven como el primer día. Y es que se la puede querer más o menos, pero pocos diseñadores la odiarán. ¡Cuántos diseños nos ha salvado esta tipografía!

Por lo menos para mí es tan importante como el café de cada mañana. ¿He dicho café? Claro, ya está, una taza de café con toda la familia de helvéticas, cada una de ellas impresa a su grosor correspondiente: light, regular, bold, black… Cuesta 13 euros pero creo que merece la pena.

Tú puedes tomar el café como quieras, yo a partir de ahora sólo con helvética.

Más información | Veer

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario