Sigue a

Todo Sapper

De una sola pasada – ¡zas! – es posible satisfacer las cantidades exactas para cada plato. Como debe ser. Inspirado en la experiencia personal de Richard Sapper con el rallador de queso. Al maestro le gusta rallar para toda la familia. Resultado inspirado en la experiencia: el rallador tiene que ser grandonte. Me gusta hasta el nombre: Todo.

Richard Sapper, quizás el más grande de los vivos, nace en 1932 en Múnich, donde estudia filosofía, gráfica, ingeniería y economía política. Entre 1956 y 1958 trabaja en el departamento de proyectos de Mercedes Benz. En 1958 se pira a Milán. Inicialmente trabaja con Gio Ponti y posteriormente para la Rinascente.

Junto con Marco Zanuso, proyecta radios y televisores para Brionvega, el teléfono Grillo para Siemens, muebles, lámparas (Tizio) y mucho más. Entre 1970 y 1976 es consultor en la Fiat y la Pirelli para automóviles y accesorios y más tarde para IBM en todo el mundo.

Richard Sapper se ralla poco. La elegancia andante. La elegancia resuelve. Ah, el rallador. Acero+Madera, muy sapper. Dimensiones (aquí son básicas): Profundidad: 9,5 cm, Altura: 46 cm, Anchura: 10,5 cm. Alessi, claro. Lo deberías encontrar por 55 euros. Para ese bon vivant.

Web Oficial | Alessi

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario