Compras en el extranjero (I): tasas y aranceles aduaneros

Sigue a Trendencias Shopping

Envíos internacionales

Supongo que todos los que somos adictos a las compras originales y de diseño nos hemos visto en alguna ocasión en la situación de querer realizar un pedido a otro país europeo o a los Estados Unidos.

Con la situación económica actual es realmente ventajoso para nosotros, los europeos, comprar en dólares y por eso nos animamos cada vez más a hacer pedidos trasatlánticos, no obstante las tasas de aduanas y los gastos de envío pueden hacer que, al final, nos salga incluso más caro el pedido.

Una de las ventajas de pertenecer a la Comunidad Económica Europea es la libertad que tenemos para comprar en los países de la Unión sin pagar tasas ni aranceles aduaneros. Todos los países de la unión compartimos sistema económico y, por tanto, cuando hagas un pedido a un país miembro sólo tendrás que pagar el IVA correspondiente, como en cualquier compra que realices en tu ciudad.

Los pedidos realizados a otros países, como Estados Unidos, por contra deben pagar aranceles al pasar por las aduanas.

La tasa de aduanas en España es un porcentaje sobre el precio del producto y a la misma debemos sumarle el IVA que también se nos cobrará antes de poder retirar nuestro pedido.

El sistema de aduanas español funciona bastante bien y lo más común es que nuestros pedidos deban pasar por el control y pagar religiosamente. No obstante, algunos paquetes tienen más opciones que otros de ser parados, por ejemplo:


  • Los pedidos enviados por agencia de paquetería siempre pagan tasas, la misma agencia se encarga de declararlos y pasaste el cobro. En cambio los paquetes enviados mediante correo ordinario (USPS en el caso de Estados Unidos) suelen pasar desapercibidos con mayor facilidad.

  • Los regalos y productos de muestra no suelen suponer cargos adicionales. Esta especificación debe hacerla la propia empresa cuando envía el paquete y, si no es algo demasiado caro o demasiado grande, suele pasar por la aduana sin problemas. No obstante, si eliges este tipo de envío solicita que se incluya una factura con el valor del producto ya que si finalmente deciden pararlo podrías verte expuesto a pagar lo que el agente de aduanas considere oportuno.

  • Si el remitente es un particular no suelen imponerte cargos.

  • El tamaño importa, es más fácil pasar sin pagar un paquete pequeño que uno grande.

Por supuesto, influye la suerte que tengas. Yo he realizado bastantes pedidos a Estados Unidos y Asia y no hay una regla que funcione en todos los casos. A veces he pagado tasas por una camiseta y otras he recibido un producto de mayor valor sin cargo ninguno.

Eso si, como lo normal es que tengas que pagar, procura sacar tus propios cálculos antes de lanzarte a pedir ese producto que parece una ganga en la tienda online. En ocasiones, una vez sumados todos los gastos de envío y las tasas nos encontramos con que podríamos haber ahorrado más incluso comprándolo en nuestra propia ciudad o buscando un distribuidor dentro de Europa.

También en Compradicción | Los aranceles e impuestos de importación

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios