Imaginarium

Esta mañana me he pasado por Imaginarium, esa tienda de juguetes en la que desde el momento que cruzas su puerta desearías no levantar más de medio metro del suelo y en la que siempre pasas mucho más tiempo del que tenías planeado.

Es casi imposible no detenerse en cada estantería e ir tocando, probando y descubriendo cada uno de sus constructivos juguetes, pero en esta ocasión lo que más me ha llamado la atención es la sección de bicicletas para los más peques: su primera bici.

Recuerdo que en nuestra época nos plantaban dos ruedas pequeñas traseras a la típica BH (no había mucho donde elegir) cuando aún eramos incapaces de mantener el equilibrio y pedalear con sólo dos ruedas. Al parecer ahora este método no es recomendable, ya que el niño se acostumbra y luego es más difícil retirárselas, por lo que actualmente se considera que es mejor que el niño comience impulsándose con sus propios pies hasta que ya sea capaz de utilizar los pedales.

¡Vótalo!

Editores 8,5

Comunidad 0

Actividad de la comunidad